¿Cuáles son los 7 pecados capitales?

  1. La lujuria. Es considerada un pecado producido por los pensamientos obsesivos de naturaleza sexual.
  2. La avaricia. Aplica en la acumulación de riquezas solo para el beneficio personal y sin compartir los beneficios con el prójimo.
  3. La gula. Se identifica con el consumo desmedido de comida y bebidas.
  4. La pereza. Está referido a la incapacidad de hacerse cargo de la propia existencia.
  5. La ira. Puede ser descrita como un sentimiento impulsivo que niega con vehemencia la verdad o la justicia.
  6. La envidia. Se caracteriza por un anhelo insaciable de desear lo que otros tienen.
  7. La soberbia. Es la pretensión de considerarse más importante que los demás.

¿Qué implican los siete pecados capitales?

Pocas personas se escapan de envidiar lo ajeno, de querer tener más riquezas que los demás, de menospreciar o maltratar tanto física como verbalmente al prójimo, de comer desmedidamente, de abandonarse en la pereza o tener impulsos sexuales desmedidos.

Sólo cometer una de las anteriores acciones implica pecar y entregarse al  peor enemigo que tiene el hombre, que es el demonio, ya que solo busca alejarnos del camino de Dios, en otras palabras, caemos en lo que denomina los 7 pecados capitales.

En el dogma cristiano nuestra alma nunca podrá ser libre siempre que existan pecados, así mismo, quien no se arrepienta de ellos, no disfrutará de la vida eterna en el Reino de los Cielos.

El pecado es una conducta de egoísmo, ya que significa anteponer los deseos personales a los de Dios y el prójimo, cediendo a una serie de pasiones o placeres que sin control niegan nuestra naturaleza.

Ante los ojos de Dios, existen dos tipos de pecados, aquellos que se consideran pequeños y son eximidos con los sacramentos, se le conocen como pecados veniales, como por ejemplo un chisme o alguna acción sin intención; y los pecados mortales, que son aquellos que se cometen intencionalmente, como robar o matar,  y por su gravedad rompen con las leyes de Dios.

¿Qué son los 7 pecados capitales?

Los 7 pecados capitales conforman un conjunto de vicios o defectos psicológicos que los seres humanos tienen en su interior y se oponen a las enseñanzas de la fe cristiana.

Santo Tomás de Aquino clasifico los 7 pecados capitales en base al comportamiento del hombre.

Así vemos como cada uno de estos 7 pecados capitales representa la carencia de amor en nuestras almas, e igualmente denotan signos de debilidad en nuestra personalidad como falta de auto control, desequilibrios emocionales y poca seguridad en sí mismo; que no sólo dañan al individuo y su entorno, sino que también rompen la relación con Dios.

La importancia de entender los 7 pecados capitales, es que constituyen el origen de otros pecados, que de acuerdo a su gravedad pueden convertirse en veniales o mortales.

Al practicar la humildad, la generosidad, la castidad, la paciencia, la templanza, la caridad, y la diligencia, en nuestras acciones diarias, seremos bienaventurados por Dios.

Además de toda la información sobre los 7 pecados capitales, quizá te interese:

Cristianismo a toda edad

Un cristiano debe tener presente que así seamos niños, jóvenes o ancianos, debemos amar por sobre todas las cosas a nuestro Padre Celestial. Los niños, deben conocer la palabra de Dios desde temprana edad, deben conocer y realizar los sacramentos, para tener una vida pura y en fe, siempre. El padre, también nos enseña en la biblia, las bienaventuranzas para niños, es la manera más amorosa y didáctica, en la que los pequeños pueden conocer el amor y el abrigo que nos da Dios.

No debemos dejar nunca de lado, que al lado de nuestro Padre, se encuentra la magnificat, nuestra madre protectora que no nos desampara. Debemos unirnos en fe, y cuando tengamos angustias y necesitemos de la mano de nuestra madre, podemos acudir también, a una oración a la Virgen de Guadalupe, que es la patrona de los desamparados.

No desesperemos

La vida está llena de retos y muchas veces, de problemas. Pero debemos afrontarlos con fe y esperanza. Cuando sintamos que desesperamos y necesitamos del aliento y la ayuda de Dios, hagamos la oración milagrosa, esa que nos devuelve la paz y la armonía.

Sentir el abrigo de la fe, lo podemos conseguir a través de la oración a Santa Marta, quien dio en varias ocasiones hospedaje a Dios Padre, y se ha ganado así, el amor y la adoración de los creyentes. Puedes realizar una oración a Santa Marta, siguiendo el siguiente enlace: https://www.oracionasantamarta.net.

Orar, es el arma más potente que tenemos los cristianos contra la Santísima muerte.

Quizá te interese:

Imágenes de los 7 pecados capitales

7 pecados capitales

los pecados capitales

pecados capitales

siete pecados capitales